Mantiene Medio Ambiente vigilancia para evitar contaminación auditiva

0
607

AGENCIA: PRENSA MULTIMEDIA

NUEVO LAREDO, TAMAULIPAS.- Con el objetivo de  concientizar a la población de respetar los límites del sonido regulados, debido a que la contaminación auditiva es un problema muy serio que altera el entorno medio ambiental de los ciudadanos, la Dirección de Medio Ambiente y Cambio Climático  supervisa las diferentes albercas privadas situadas en zonas habitacionales a fin de que respeten el reglamento.

Miguel Ángel Castillo Gutiérrez, director de la dependencia exhortó los propietarios de estos negocios y a la población en general para que tomen las medidas necesarias para contrarrestar  el exceso de sonidos  y eviten ser multados.

Dijo que para organizar una fiesta en casa o alberca privada los ciudadanos o propietarios deberán cuidarse  de no molestar a los vecinos con demasiado ruido, pues su queja será motivo de multa por parte de la dirección por incumplir con los decibeles que establece la Organización Mundial de la salud.

El funcionario aseguró que antes de aplicar la multa, se les recomienda a los ciudadanos a mantenerse dentro del rango sonoro permitido.

«En este caso nosotros  visitamos al propietario del negocio y les pedimos que  reglamente la funcionalidad en horarios y los sonidos, estamos  dispuestos a visitarlos para indicarles  hasta que decibles pueden estar funcionando sus aparatos de sonido en horario nocturno  y ya después de la una o dos de la mañana no se permite tener sonido  sobre todo si están en zona de casa habitación»,  subrayó.

Comentó que una brigada nocturna de la Patrulla Ecológica atiende quejas  por teléfono, en el caso de que se haga caso omiso, la situación es turnada a Seguridad Pública.

Destacó que la dependencia recibe 10 denuncias por semana por exceso de ruido en horario inapropiado y las multas  oscilan entre los 100 a los 500 salarios mínimos.

Recordó que durante el  2015,  la Dirección de Medio Ambiente en coordinación con Desarrollo Urbano suspendieron dos albercas privadas, por lo que se solicita que dentro de su contrato de renta este estipulado claramente el horario en que se puede tener música y cuál es la intensidad que deben tener.

Remarcó que actualmente la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera a los 55 decibeles como el límite superior deseable al aire libre, sin embargo, aunque a nivel federal dichos parámetros se establece los límites máximos permisibles son 65 decibeles de las seis a las 20 horas y 62 decibeles de las 20 a las seis horas.

Castillo Gutiérrez, agregó que para realizar una denuncia los ciudadanos pueden marcar a la Dirección de Medio Ambiente y Cambio Climático al teléfono 714- 79-73.

No hay comentarios

Dejar respuesta