Pídele a tu médico que revise tus pies si crees que tienes diabetes

0
606

AGENCIA: PRENSA MULTIMEDIA

CIUDAD DE MÉXICO.- Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que en la actualidad más de 347 millones las personas sufren diabetes en todo el mundo.

Para logar una detección temprana de esta enfermedad, el médico internista del Hospital Español, Manuel Mirassou dice que entre las primeras pruebas para detectar la diabetes debería incluirse la revisión de los pies a los pacientes por parte de los especialistas.

El médico explicó que en la detección básica se realiza en llenado capilar -tiempoque demora una parte del cuerpo en recuperar su color luego de ser comprimido-, sin embargo, dijo que éste se realiza en la actualidad en los dedos de las manos y no en los pies.

“No sé si ustedes han visto las manos de un albañil o de un campesino, tiene el epitelial bastante grueso que no me va a permitir, por el simple hecho de presionar la uña, ver en cuánto tiempo vuelve a tener la coloración normal”, explicó el médico.

Mirassou señaló que el pie tiene una mayor protección con el exterior que las manos, por lo que será necesario realizar el diagnóstico.

“Cuando yo sospeche que (un paciente) puede tener riesgo de ser diabético (la primera prueba) es pidiéndole que se quite los zapatos y los calcetines a la hora de la consulta”, comentó el médico.

El especialista recalcó la importancia de que procedimientos simples sean difundidos entre la comunidad médica y la población, pues destacó que la Encuesta Nacional de Salud de 2010 reveló que 14 por ciento de los médicos revisó los pies de los pacientes un año después.

“Y a lo mejor no porque el doctor le dijera ‘a ver quítese los calcetines y los zapatos’, sino porque a lo mejor el paciente le decía ‘oiga doctor es que tengo una grieta o tengo hongos o tengo comezón o se me entumen’, entonces el paciente tiene que encaminar al médico a que le revisara esto”, lamentó.

Si sospechas que padeces la enfermedad acude a tu médico ya que se prevé que la diabetes se convertirá en el año 2030 en la séptima causa mundial de muerte.

No hay comentarios

Dejar respuesta