Vecinos de Oradel y El Campanario aplauden acciones de Enrique Rivas

0
621

AGENCIA: PRENSA MULTIMEDIA

NUEVO LAREDO, TAMAULIPAS.- Residentes de El Campanario y Oradel, agradecieron los trabajos de bacheo, desmonte y limpieza de casas abandonadas, que llevó el Presidente Municipal Enrique Rivas Cuéllar, dentro del programa “100 días, 100 acciones”, puesto en marcha desde el primer día de su gestión.

Las vialidades en ambas colonias estaban colapsadas por la gran cantidad de baches que fueron  reparados por cuadrillas de la Secretaría de Servicios Públicos Primarios, a cargo de Irma Eugenia Richer de León.

La señora Mariney Robles Marroquín agradeció la atención prestada por las autoridades municipales a un problema que venían arrastrando desde muchos meses atrás.

«No nos prometió nada pero aquí está, vino a darnos la cara, no como muchos que después de las votaciones ni nos toman en cuenta y esperemos que cumpla las peticiones que le hemos pedido; muchas gracias por el bacheo, arreglaron las lámparas y limpiaron los canales y los montes», indicó.

Por otra parte la señora María de la Paz Guzmán Gómez, dijo que pese a no tener automóvil, es un buen trabajo el que se está realizando, pues cuando va a dejar a la escuela a sus hijos, los mismos hoyos que están en el pavimento cuando llueve, se convierten en un problema para ellos.

«Es un trabajo que vale la pena porque hay muchas calles que necesitamos que se tapen esos huecos tan grandes, ahora los drenajes están tapados y ya vimos que también los están destapando», mencionó.

La señora Brenda García Sánchez agregó que la colonia desde hace aproximadamente 20 años que fue fundada, siempre presentó el problema de los baches, sin que gobierno alguno acudiera a asistirlos, hasta ahora y sin anuncio previo, Enrique Rivas Cuéllar, llevó su equipo de trabajo para darle solución a años de problemática.

«Nada más se acordaban de nosotros cuando andaban en campaña, después nos olvidaban; ahora sí ya se ve un cambio, ya por mi cuadra ya arreglaron el alumbrado, ya están con el bacheo y la limpieza del monte y casas abandonadas, si se ha visto un cambio en la colonia», aseguró.

Al igual que las entrevistadas, un gran número de personas expresaron su agradecimiento a Rivas Cuéllar y a su equipo de trabajo, por las mejoras que está realizando en ambos fraccionamientos y le pidieron que continuara con el mismo tenor y espíritu de servicio, vocación y compromiso.

En el Campanario y Oradel, estarán trabajando dos cuadrillas con 10 personas cada una, por un lapso de 18 días, dando solución a los problemas del sector y ayudando a generar de Nuevo Laredo una ciudad más moderna.

No hay comentarios

Dejar respuesta