Militares asesinan a conductor y aseguran fue en accidente vial

0
373

AGENCIA: LAREDO PRESS

NUEVO LAREDO, TAMAULIPAS.- Un hombre murió en un supuesto accidente vial, en donde personal del Ejército se vio involucrado, pero en el cual se negó acceso a personal paramédico y a elementos de Tránsito.

Antonio de Jesús Hernandez Téllez, de 30 años, con domicilio en avenida Antonio Medina 1848 en la colonia Palacios, falleció la madrugada del martes en las instalaciones del Hospital General de Zona “Solidaridad”, donde fue llevado por personal militar.

Aunque en el supuesto choque de la camioneta conducida por Antonio de Jesús y un vehículo blindado de la Secretaria de Defensa Nacional, el área fue resguardada por militares que impidieron el acceso a los servicio de emergencia, ante las autoridades ministeriales negaron su participación, asegurando que ellos solo iban pasando.

La madrugada del martes, personal de guardia del Hospital General reportaron a la Coordinación de la Procuraduría General de Justicia del Estado, el ingreso de una persona lesionada en un supuesto accidente vial.

Cuando elementos de la Policía Estatal Investigadora y de la Agencia del Ministerio Público de Procedimiento Penal Acusatorio acudieron, la persona ya había fallecido por las graves lesiones.

En las primeras investigaciones, se estableció que Jose Antonio conducía una camioneta y en el crucero de las calles Emiliano Zapata y Washington, fue victimado por personal militar, para luego impactarse contra un vehículo blindado del ejército.

Aunque vecinos del sector dieron aviso a los servicios de emergencia, los militares negaron el acceso a personal paramédico y a los agentes de Tránsito, asegurando que se trataba de un enfrentamiento.

Los militares, después de más de una hora, trasladaron al lesionado al hospital, donde a las 4 de la mañana del martes falleció. Aunque traía documentados y pertenencias, estas le fueron robadas y permanecía como no identificado.

Fue horas después, del mismo martes, cuando su esposa Yesenia Flores, acudió ante las autoridades ministeriales, para identificar el cuerpo del padre de sus hijos, señalando que su suegra le había avisado del presunto accidente vial, en el cual Jose Antonio resulto lesionado.

En las primeras indagatorias, que obran en la carpeta de investigación, se establece que el personal militar que estaba en el lugar del accidente y en el hospital, aseguraron que ellos no habían intervenido, que “iban pasando” y que solo habían escoltado a la ambulancia.

No hay comentarios

Dejar respuesta