Impulsa gobierno municipal ordenamiento urbano

0
701

Agencia: Prensa Multimedia

Nuevo Laredo, Tamaulipas.- El gobierno de Nuevo Laredo, a través de la Dirección de Desarrollo Urbano, procederá al trámite de apercibimiento, multa y retiro de mobiliario a quienes  lo coloquen de forma ilegal en la vía pública.

Sergio Liñán Montes, director de Desarrollo Urbano, manifestó que la administración, mantiene su compromiso de impulsar la regularización y acatamiento de la normatividad municipal, con el objetivo de mejorar la imagen urbana de la ciudad y liberar las banquetas de objetos que obstaculicen el paso libre de los peatones.

Por lo que se tomó la determinación de iniciar el despliegue de un dispositivo de supervisión y vigilancia, a fin de detectar establecimientos comerciales, así como talleres, que incurran en la ilegalidad al utilizar la vía pública como centro de operaciones.

«Seguimos con la supervisión y vigilancia de los usos de suelo que se generan en la ciudad, recientemente en la calle  Doctor Mier antes de llegar al Parque Narcizo Mendoza, donde se clausuró un taller de enderezado y pintura que estaba causando problemas con los vecinos, por cuestiones ambientales, por seguridad y del cuidado del medio ambiente».

«A petición de los ciudadanos  acudimos al lugar y procedimos con la suspensión, sin embargo, previamente se les había pedido que  tramitarán su uso de suelo, el cual no procede porque es un área habitacional», informó Liñán Montes.

El Director de Desarrollo Urbano fue enfático al señalar, que estos operativos no reflejan una campaña de recaudación, sino, es el resultado del compromiso con la ciudadanía  al implementar de forma adecuada las normas urbanas ya establecidas.

El funcionario dijo que la idea es que se tenga la cultura en cumplir los ordenamientos y respetar las áreas habitacionales.

En lo que va de la administración, la Dirección de Desarrollo Urbano ha reubicado 15 establecimientos de distintos giros  que operaban incumpliendo las normas urbanas, mientras que algunos otros están en proceso de reubicación.

Liñán Montes, resaltó que una vez que el propietario del negocio no atienda a la petición de la dirección de Desarrollo Urbano, el siguiente paso es la aplicación de una sanción económica que va de 6 mil a 15 mil pesos.

No hay comentarios

Dejar respuesta