El sexo oral es malo, así que deja de hacerlo de inmediato

0
950
Agencia: Prensa Multimedia
Nuevo Laredo, Tamaulipas.- Por lo visto, el sexo oral –bién conocido como «mamar», «comer pepa» o simplemente «bajarse por los chescos»– aumenta 22 veces el riesgo de desarrollar cáncer en la boca o en la cabeza.

¿Qué es ese sonido? Suena como cuando se juntan las nubes grises para anunciar una tormenta con rayos y truenos. Sientes una corriente de viento. Escuchas el rugir de las ventanas y las puertas. De pronto volteas y ves a Michael Douglas con una antorcha que sólo ilumina su cabeza y te dice «Comer… pepa… es… maaaloooooo».

Pero bueno, concentrémonos en los datos científicos, porque eso es lo que quieres, sagaz lector de VICE, ¿o no? No vienes a divertirte o a leer bromas: quieres una lectura científica con datos duros, condensada en un artículo breve con contenido digerible para que puedas leer en tu hora de comida o cuando se acerca tu jefe y tienes que fingir que estás trabajando.

En fin, un estudio publicado en la revista médica JAMA Oncology fue el primero en encontrar pruebas definitivas de que la cepa del virus del papiloma humano (VPH, el mismo virus que produce verrugas genitales) VPH-16 puede causar cáncer orofaríngeo en las partes blandas de la garganta. Es decir: chupas el VPH de unos genitales, se te pasa a la boca y a veces –no siempre– produce cambios en las células de la garganta, que a su vez hace que estas células se vuelvan cancerígenas. El cáncer orofaríngeo es dos veces más común en hombres que en mujeres y es más común en hombres heterosexuales por las propiedades para transmitir virus que tiene la vulva. Esto significa que, si quieres seguir sano, entonces come pito.

El VPH-16 siempre ha estado asociado con cánceres orofaríngeos pero este estudio fue el primero en demostrar que su presencia en la boca puede causar tumores. La Escuela de Medicina Albert Einstein en Nueva York realizó un estudio de cuatro años con 97 mil participantes que estaban libres de cáncer al principio (y proporcionaron muestras del tejido bucal para probarlo). En el transcurso de estos cuatro años, 132 desarrollaron cáncer en la cabeza y el cuello. Después de analizar las muestras de esos participantes, se descubrió que los que tenían VPH-16 en la boca eran 22 veces más propensos a desarrollar un tumor. Hay más de 100 tipos de VPH que provocan cáncer oral, anal o cervical pero el VPH-16 es de los peores. Evítalo.

¿Será posible que este estudio evite que dejemos de meter nuestra cara en los genitales de otra persona y comer como si fueran los últimos segundo de un bufet «come todo lo que puedas en cinco minutos»? No lo creo. ¿Acaso la gente va a empezar a usar barreras de látex o condones para hacer orales? La probabilidad es muy baja porque las barreras de látex son como sabanitas de hule para tus genitales. ¿Acaso habrá imbéciles capaces de utilizar esto como excusa para no ser recíprocos en el sexo oral? Jaja, claro que sí.

No hay comentarios

Dejar respuesta